AVERÍAS DE LA BOMBA DE AGUA DEL MOTOR ¿CUÁNDO HAY CAMBIARLA?

Averías bomba agua

En este artículo os mostraremos de forma muy clara y sencilla si la bomba de agua del motor de vuestro coche presenta algún síntoma de avería y si necesita ser cambiada o no.

PRINCIPALES CAUSAS DE AVERÍAS DE LA BOMBA DE AGUA DEL COCHE

La bomba de agua puede romperse por múltiples motives pero las principales causas de averías son las siguientes:

1. QUE LA BOMBA DE AGUA PIERDA REFRIGERANTE.

Este es el principal motivo por el que se estropean las bombas de agua ya que cuando la bomba pierde refrigerante se produce un recalentamiento del motor.

Si la bomba pierde refrigerante puede deberse a dos causas normalmente:

a) Que los retenes o sellos de goma de la bomba estén deteriorados, normalmente se deterioran por que el refrigerante esta contaminado.

b) Que exista un exceso de cal y óxido en el sistema de refrigeración el cual se concentra en la bomba dañando los sellos y generando ruido y pérdida de aceite.

Solución para esta avería:

Cambiar los retenes y sellos de la bomba.

Realizar una correcta limpieza en todo el circuito de refrigeración y colocar líquido refrigerante de calidad para evitar que el problema vuelva a aparecer y se rompa la bomba.

2. QUE LA BOMBA DE AGUA SE GRIPE.

La bomba de agua se puede gripar por exceso de trabajo debido a que hay óxido e impurezas en sus engranajes o bien porque algunos de sus engranajes hayan perdido lubricación y al aumentar en exceso la fricción se rompa.

Solución para esta avería.

En este caso hay que cambiar la bomba y si queremos evitar problemas en el futuro limpia el sistema de refrigeración cada 5 años.

3.  QUE LAS PALAS DE LA TURBINA QUE HACEN EMPUJAN AL REFRIGERANTE SE HAYAN DESGASTADO.

Si el eje que tiene la turbina se descentra las aspas de la turbina pueden rozar con los tubos desgastándose y por tanto no pueden hacer circular el refrigerante con la misma fuerza.

Solución para esta avería.

En este caso también suele acabar en un cambio total de la bomba ya que sale igual de caro la mano de obra de la reparación que una bomba nueva.

4. EL DESACOPLAMIENTO DE LA BOMBA DE AGUA.

En la mayoría de los coches la bomba de agua va conectada a la correa de distribución y cuando la correa se mueve se acciona la bomba.  En este caso no se trata de una avería de la bomba propiamente pero deja de funcionar al desconectarse de la correa de distribución, lo más habitual es que la rótula de la bomba se haya roto.

Solución para esta avería.

Dependiendo del caso comprar una rotula de la bomba nueva o sustituir la correa de distribución en caso de que el problema de la falla en el funcionamiento sea el mal estado de la correa de distribución.

5. ÓXIDO, CORROSIÓN Y ACUMULACIÓN DE SEDIMENTOS.

Podremos observar oxido y corrosión en cualquier parte metálica de los componentes de la bomba, si las aspas de la bombas se oxidan no podrán impulsar el refrigerante.

El causante del óxido en la bomba del agua normalmente es el refrigerante contaminado o en mal estado, también puede generar óxido cuando el tapón de presión  esté mal y cause burbujas y el aire acelera cualquier proceso de oxidación.

Solución para esta avería.

Sustituir la bomba por una nueva y limpiar todo el sistema de refrigeración para eliminar todos los contaminantes para evitar que aparezca de nuevo el óxido y la corrosión.

6. DEGRADACIÓN DE LOS COMPONENTES POR LAS BURBUJAS GENERADAS EN EL REFRIGERANTE.

En el refrigerante se producen burbujas de aire, al aumentar la presión y temperatura en el líquido estas burbujas explotan de forma violenta provocando daños.

 Solución para esta avería:

Revisar los componentes y cambiar si es posible los elementos deteriorados.

A continuación os ponemos una imagen de cada avería de la bomba que os acabamos de explicar:

principales averias bomba agua

¿CUÁNDO CAMBIAR LA BOMBA DE AGUA? ¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE AVERÍA?

A continuación os vamos a dar unos sencillos consejos para detectar posibles averías de la bomba y así saber si necesitamos cambiarla o no sin necesidad de ser unos expertos en la materia.

  1. Al aparcar el coche en la cochera pon debajo del motor un papel o un cartón de color claro.

Al día siguiente observa si el papel está manchado o no, si el papel está manchado de un color verde, amarillento, azul, rosa o morado definitivamente tu coche pierde refrigerante  y tendrás que acudir al taller a revisar el sistema de refrigeración.(si ves un líquido espeso y negro es aceite de motor no perdida de anticongelante).

Ojo un charco de agua transparente en un día de calor debajo del coche es normal ya que el aire acondicionado del coche genera condensación de agua.

  1. Revisa la polea de la bomba de agua.

Abre el capo y localiza la parte de la bomba de agua que está rodeada por una banda o correa esa parte es la polea, ahora empuja la polea hacia delante y hacia detrás  para ver si tiene holgura, si tiene holgura hay que cambiar la polea de la bomba.

  1. Con el capo abierto ponte cerca de la bomba y escucha.

Arranca el motor y abre el capo, posiciónate encima de la bomba y si escuchas un claro chirrido es que la bomba tiene algún cojinete mal y hay que sustituirlo.

  1. Busca fugas alrededor de la bomba de agua y las juntas. 

Si ves restos de líquido, oxido, cal  o manchas hay una fuga

  1. Observa la temperatura en el cuadro de mandos del salpicadero del coche.

Si la luz de la temperatura se enciende o sube la aguja del indicador de temperatura en exceso, puede ser síntoma de que la bomba de agua está defectuosa o de pérdida de anticongelante ya que la temperatura sube porque el sistema de refrigeración del motor no está recibiendo suficiente líquido refrigerante.

  1. Abre el capo y observa si el depósito del anticongelante está a nivel.

El depósito de líquido refrigerante tiene unas marcas que indican el nivel óptimo en verano e invierno, que el coche evapore algo de líquido es normal pero variaciones bruscas del nivel indican pérdida de anticongelante y por tanto hay que revisar si hay fugas en el sistema de refrigeración.