AVERÍAS DE LA VÁLVULA EGR DEL MOTOR Y COMO COMPROBAR SI ESTA DAÑADA

Averias valvula EGR

Si quieres saber cuáles son los principales síntomas de avería de la válvula EGR, como se producen sus problemas de funcionamiento y como saber si tu coche la tiene estropeada este artículo puede que te sea de gran ayuda.

PROBLEMAS DE FUNCIONAMIENTO DE LA VÁLVULA EGR

La válvula EGR es un mecanismo anti-contaminación que está muy expuesto a sufrir problemas porque tiene  que hacer recircular los gases quemados de nuestro motor, por esta función que desempeña está constantemente sometido a una serie de inconvenientes que dan lugar a múltiples averías y problemas.

¿QUÉ PROBLEMAS GENERA LA VÁLVULA EGR DURANTE SU FUNCIONAMIENTO?:

1. La recirculación de gases provoca una acumulación excesiva de carbonilla en todo el sistema,  cuando la válvula deja pasar los gases quemados de la combustión estos vienen cargados de hollín y de otros contaminantes gaseosos sobre todo en los motores diésel.

2. Durante el funcionamiento de la válvula EGR puede darse una exceso de aceite requemado en el circuito de recirculación debido a la alta temperatura, este aceite va a parar a la válvula EGR normalmente por causas como un exceso de aceite en el cárter, fallos en el sistema de purga del cárter del cigüeñal, retenes de aceite desgastados, tubos de retorno del turbocompresor obstruidos, etc. También el aceite proviene de los vapores del aceite que suben a la cámara de combustión y de la cámara pasan a la válvula de recirculación.

3. Al estar los gases a altas temperaturas, la suciedad se cristaliza y adhiere fuertemente al metal llegando a obstruir parcial o totalmente la válvula.

4. Los componentes eléctricos pueden estropearse debido a las altas temperaturas.

5. El sistema de inyección puede ensuciarse y romperse, porque la recirculación de gases venga cargada de demasiadas partículas y obstruyan los inyectores.

Si no realizamos los cambios de los filtros de aire y combustible cuando corresponde no podrán filtrar la suciedad  y la EGR se ensuciará aun acortándose su vida útil.

En resumen podríamos decir que el 95% de los problemas en la EGR se deben a una acumulación excesiva de carbonilla, hollín y al exceso de temperatura, que finalmente provocan que esta se quede parcial o totalmente obstruida, quedándose abierta o cerrada por el exceso de suciedad.

AVERÍAS GENERADAS POR LA VÁLVULA EGR           

Los problemas en la EGR mantenidos en el tiempo finalmente pueden desencadenar en una serie de síntomas y averías:

-  Arranque del motor inestable.

-  Incrementos del consumo del combustible.

-  Disminución de la potencia del motor.

-  Exceso de humo negro o gris por el escape ya que el motor puede que esté funcionando con un exceso de gases y poco aire. (En los coches que montan filtros de partículas este síntoma no podrá verse tan claramente puesto que la suciedad se queda en el filtro).

-  Una avería o rotura de la EGR afectará a las mediciones de la sonda lambda.

Todas estas averías del motor causadas por la EGR se dan por uno de estos motivos:

1. QUE LA VÁLVULA EGR ESTÉ OBSTRUIDA Y SE HAYA QUEDADO ABIERTA:

Al quedarse abierta entran constantemente gases de la combustión y la proporción de aire fresco sería menor, esto provoca una disminución de oxigeno en la combustión lo que provoca funcionamientos del motor ineficientes.

 2. QUE LA VÁLVULA EGR ESTÉ BLOQUEADA Y SE HAYA QUEDADO CERRADA:

Al quedarse cerrada no entran gases de la combustión por lo que el sistema de recirculación de gases no funcionaría y aumentarían los niveles de Óxido de Nitrógeno.

El que se quede la válvula EGR cerrada no genera problemas en el motor ya que funcionaría de modo más eficiente y sin pérdida de potencia.

El principal inconveniente de que se quede cerrada es que nuestro coche será más contaminante y puede que en el caso de EGR electrónicas al notar que la EGR no funciona altere el funcionamiento de otros parámetros electrónicos.

valvula-egr-abierta-cerrada

Que un taller nos compruebe si la válvula EGR está abierta o cerrado es sencillísimo, tan solo hay que arrancar el motor y observar si la válvula permanece cerrada o abierta cuando el motor está a ralentí, al acelerar, etc.

¿CÓMO PROBAR LA VÁLVULA EGR Y SABER SI ESTÁ DAÑADA?

Vamos a distinguir dos casos para poder comprobarla y saber si está dañada.

Comprobación en válvula EGR mecánica (o neumática):

En este caso la comprobación es muy sencilla y se puede verificar en poco tiempo.

Para ver si está dañada desmontaremos la válvula EGR, su desmontaje normalmente es muy sencillo ya que suele estar muy accesible y con pocos tornillos se suelta.

Una vez desmontada la válvula EGR usaremos una bomba de vacío que conectaremos al puerto de vacío de la EGR neumática para comprobar que la válvula funciona.

Si la válvula funciona se abrirá cuando apliquemos vacío y cerrara cuando no usemos la bomba.

Comprobación en válvula EGR eléctrica:

En este caso la comprobación es más compleja y suele llevar más tiempo debido a la complejidad de este tipo de válvulas que disponen de medidores de temperatura, combustible, presión, etc, por lo que los parámetros a verificar son muchos más que en la mecánica.

Normalmente es necesario  para su comprobación un multímetro, probador de cables y manual de reparación de cada vehículo, ya que la forma de comprobación y reparación varía según la marca del coche.

Por lo que si tu válvula es eléctrica lo mejor es que la lleves a un taller especializado.

Como frase final del artículo tened en cuenta que en más del 95% de los casos las EGR se rompen por exceso de carbonilla y temperatura, con independencia del tipo de válvula EGR que sea.

Por lo tanto es vital mantener la válvula EGR limpia si no queremos que se estropee.

Si quieres saber aún sobre la válvula EGR puedes aumentar tus conocimientos en los siguientes dos artículos:

¿QUÉ ES LA VÁLVULA EGR Y CÓMO FUNCIONA?

¿Porqué se ensucia la válvula EGR? , como limpiarla y consejos de mantenimiento.